Federación Cinológica Internacional Federación Cinológica Argetina
Página Oficial del Basset Hound Club Argentino
contadores de visitas
 
 
PRESENTACIÓN
 
CALENDARIOS
Especializadas
 
EXPOSICIONES
 
RASTRO
 
INFORMACIÓN
 
JUECES
 
REGLAMENTOS
 
CRIADEROS
 
CONSULTAS
 
Libro de Visitas
Ver Libro de Visitas
 
 

 

NOTAS

EL ABC DE UN CRIADOR

En estos tiempos ya no alcanza la intuición y la experiencia para mantener y hacer crecer a un criadero, cualquiera sea la raza que se halla elegido.Una creciente toma de conciencia acerca de los aportes multidisciplinarios que la ciencia nos brinda es de vital importancia si se aspira a mejorar los aspectos, tanto cuantitativos como cualitativos de la crianza. En este sentido, tanto los criadores como los profesionales, debemos poner énfasis en la multiplicidad de factores que intervienen, fomentando el conocimento de los mismos y tendiendo cada vez más al trabajo conjunto.

Al respecto es importante mencionar:

La Genética del cruzamiento: evaluación de las líneas de sangre que hacemos intervenir, sus virtudes y sus defectos. Conocer la mayor cantidad de pruebas de progenie. Contar con información abundante de los parientes colaterales y antecesores. No debe olvidarse que la consanguinidad si bien nos ayuda a fijar caracteres genéticos deseados, tambien produce la homocigosis de genes indeseables en la descendencia.

El contexto ambiental donde se efectúa la crianza: Ubicación geografica; el clima; las condiciones de las instalaciones: la cantidad de luz natural, la temperatura, el movimiento que efectúan los animales y el tiempo de contacto con el humano. No debe olvidarse que el fenotipo de un ejemplar es el resultado de la genética más el medio ambiente o paratipo.

Un control minucioso de la sanidad: Desparacitación. Vacunación. Nutrición, etc. El control estricto de las patologías de alta conciencia de heredabilidad inherentes a cada raza; ej. DCF (Displacia Coxofemoral); Temperamento, etc...

El control de los celos de la hembra: Pubertad. Intervalos interestrales a cada raza. Duración de las pérdidas desde el comienzo. Evaluación de la receptividad copulativa. Fertilidad, fecundidad y habilidad materna.

El control de la actitud sexual en el macho: Evaluación de la conducta copulatoria. La líbido. Test de progenie.

Los estudios preventivos regulares y pre-servicios.

Respecto al último punto (estudios preventivos y pre-servicios), quiero hacer incapié sobre algunas consideraciones de mi especialidad y contribuir a esa toma de conciencia que señalé anteriormente.

En el nivel de crianza que se ha alcanzado en Argentina, si se quiere elevar el promedio de efectividad reproductiva que es del 20% para algunas razas y menor para otras y evitar consecuencias indeseables que ponen en riesgo a la actividad, es imprescindible que todo criador realice los estudios que describo, dimencionando los beneficios que los mismos tienen.

En todos sus ejemplares. Un exámen mensual de todos los reproductores machos y la exigencia del Certificado de Libre de Brucelosis a todas las hembras que vayan a cubrir los mismos, con no más de 30 días de realizado. Respecto a ésta enfermedad, debo manifestar mi preocupación a la manera de un alerta para todos los criadores, ya que en la causística que manejo, he detectado ejemplares reproductores con excelente pedigree, sero positivos, es decir, infectados por la bacteria.

Es fundamental destacar que ésta enfermedad no sólo se transmite por apareamiento. Los Dres. Carmichael y Joubert (Ref.: Transmission of Brucella canis by contac exposure, Cornell-Vet.Jan 78(1); 63-73, 1988) han demostrado que la brucelosis se puede contagiar a machos sanos mantenidos en cohabitación con machos enfermos por 4 a 6 meses, mientras que en las hembras la infección es aparente después de los 5 meses. Además, se debe señalar que la carrera de cría de los animales contaminados se verá totalmente terminada. La inseminación artificial sólo protege al macho de una perra infectada, pero no a la hembra de un macho, ya que el semen carga suficiente B. canis para infectar.

El hombre no se escapa a la contaminación que puede ocurrir a través de la conjuntiva o la piel lacerada, mediante el contacto con los fluídos o los tejidos de los animales infectados. Por ello, es ineludible que todo criadero efectúe este exámen y cuente con la certificación profesional de libre Brucelosis.

Es importante que las hembras reproductoras tengan este control 2 veces al año o cada vez que va a efectuar la monta. Es frecuente que algunas bacterias ocasionen la infertilidad y muchas veces la pérdida del aparato reproductor, debido a infecciones. También, en el macho reproductor, es importante efectuar cultivo del semen para descartar infecciones que le produzcan infertilidad.

Este es un estudio que se utiliza para evaluar la concentración hormonal (estrógenos) y detectar patologías locales (ej. vaginitis, etc.). El perfil estrogénico, también nos brinda información acerca de la proximidad de los días para la realización de la monta.

Nos permite determinar la ovulación y por lo tanto el momento propicio de la cópula, como así también, la falta de la misma, ante una baja concentración de esta hormona. Es importante señalar que estos exámenes (Citología Vaginal y Test de Progesterona) alcanzan mayor rigor cuando se los utiliza como métodos complementarios de evaluación, brindando la posibilidad de detectar distintas patologías y reducir sensiblemente los fracasos de la preñez.

El estudio del semen, permite tener información acerca de la calidad del mismo. Un porcentaje elevado del fracaso de la preñez que se adjudica habitualmente a la hembra, corresponde a problemas de la espermatogenesis, motividad, viabilidad, etc. de los machos reproductores. En la mayoría de los casos con un tratamiento adecuado se resuelven.

Los criadores en general, todavía confían en su buena suerte, intuición, experiencia y también piensan en el costo de los estudios. Por otro lado los veterinarios no divulgan la importancia y beneficios de los mismos. El ABC de la actividad de criar es conocer cada vez más para optimizar los procedimientos y minimizar los riesgos.

Dra. Ana María Rube
Med. Vet. Obstetricia y Reproducción.
Extraído de "Mascotas de la Plata" Nº 12

EL CACHORRO NO ES UN ELECTRODOMESTICO

-Señora, la molesto porque usted me vendió un perro enfermo -dijo la mujer en tono airado.
-De ninguna manera. El animalito salió de aquí en perfectas condiciones. ¿Usted lo llevó a uno de los veterinarios que figuran en la cartilla que le entregué? -respondió enojada la criadora.
-No, no lo hice, pero el animalito debería estar bien.


Este dialogo, frecuente entre criadores y clientes, se debe generalmente a que los compradores –a raíz de la excitación y alegría que les causa el cachorro- prestan poca atención a los consejos; verbales y escritos que entregan los vendedores responsables. De tal suerte, al primer síntoma indeseado del cachorro, su dueño prefiere responsabilizar al criador, como si en lugar de un perro se tratara de un electrodoméstico que no funciona como debe.

Para tener en cuenta: Como la cosa no es así de simple, daremos aquí algunos consejos para que, además de ir al veterinario, aprenda usted a proteger a su cachorro.
· Hay que evitar que los cables eléctricos queden al alcance de sus fauces, Este peligro se resuelve delimitando el territorio del animalito, o bien colocando un disyuntor.
· Los venenos para plantas, fungicidas, herbicidas, hormiguicidas u otros, que suelen emplearse en plantas de jardines, balcones o terrazas, pueden causar estragos. Los perritos investigan con su boca todo lo que los rodea, vegetales incluidos, y esto les ocasiona diarreas o vómitos que llenan de espanto a sus nuevos dueños.
· Los productos de limpieza en estado concentrado también son peligrosos. Un inocente envase de lavandina, detergente o desinfectante puede ser inocuo diluido en agua, pero no en estado natural.
· Hay algunas plantas, aunque no lo parezcan, que pueden causar efectos indeseables en su perrito. Al respecto podemos mencionar con seguridad al menos dos: diffenbachias y potus. Estas, en su composición, poseen sustancias altamente tóxicas para el endeble organismo del animalito. Es indispensable que no tengan acceso a ellas y conviene que aprendan a respetarlas.
· Bajomesadas y baños son dos lugares preferidos por el cachorro, ya que suelen ser los más frescos de cada casa. En ellos, sin embargo, existe un peligro potencial: los caños de plomo. El pichicho suele mordisquear tales caños y el resultado será una intoxicación por plomo (el temible saturnismo).
· Por último, aunque el listado podría ser mucho más generoso, hay que hablar de las escaleras, un increíble factor de riesgo de fracturas y luxaciones. Ningún cuadrúpedo nace sabiendo escalar, pero los perros –en su entusiasmo por seguir al dueño- lo intentan y, en la mayoría de los casos, lo logran. El problema se presenta cuando quieren bajar. El temor que les causa tener que variar la horizontalidad de su cuerpo (es decir, encarar la pendiente cabeza abajo), los impulsa a saltar y, generalmente, se fracturan. No obstante, una vez que aprenden no lo olvidan jamás y lo harán a toda máquina.

Los criadores advierten a sus clientes sobre muchas de estas cosas. Entonces, el mejor consejo es serenarse, a la hora de recibir al cachorro, y escuchar. (Extraído del Diario La Nación 22-02-1993)
 

CONOZCAMOS AL BASSET HOUND

En la decada del 70' la televisión y los medios publicitarios mostraban a un perro de orejas largas y patas cortas que con una expresión de "Yo no fuí" se presentaba en los hogares del país.
La inventiva popular lo denominó "salchichón" o "pluto de patas cortas". Muy pocos conocían su origen francés y que sus antecedentes se remontan ( así lo confirman testimonios ), al último milenio.

Todos los basset son oriundos de Francia. La palabra basset deriva del término bas o basse que significa bajo. Se lo registró como perro de caza en madriguera y al descubierto. Por eso se lo emplea en la captura de la liebre, zorra o faisán. Hubo épocas y lugares en que se lo utilizó para la caza del lobo y el jabalí. Nunca se lo asoció a la función de compañia u ornamental.

La versión mas aceptable sobre su origen es la que establece que es descendiente directo del perro de San Huberto.

Los romanos ( entre otros ) trajeron del Medio Oriente una corriente de perros que difundieron por toda Europa a través de sus conquistas.

Entre ellos estaban los perros que cazaban utilizando su excepcional olfato y se los denominó "canis sagaces". Sagax en latín significa sagaz, de olfato, oído o paladar fino agudo, sutíl.

Estos canes serían los antecesores del perro de San Huberto, llamado así por Huberto ( 656-727), que los crió en su monasterio de las Ardenas ( región de clima duro y tierras pobres), localidad ubicada entre las fronteras de Bélgica, Luxenburgo y Francia.

Humberto, como la mayoría de su época, era aficionado a la caza. Se convirtió a la fe cristiana el día que vio un ciervo con una cruz entre las astas. Luego de su muerte fue santificado y elegido patrón de los cazadores.

Según testimonios de varios cinólogos europeos ( entre otros Turveville y Caives ), al Basset se lo describe como "de muy buen olfato, de cuerpo poderoso, algo lento y de patas cortas".

La nobleza europea los incorpora a sus planteles de caza por ser superiores a los otros rastreadores existentes en Francia. De esta forma incidieron en la definición de muchas razas.

El Basset todavía no es llamado Hound. Por primera vez se lo denomina así en la bibliografía cinófila inglesa del año 1886.

Posiblemente, su importación desde Francia ( donde hacía más de 700 años que existía ), se realizó mucho tiempo antes. Shakeaspeare en su obra "Sueño de una noche de verano" ( escrita alrededor de 1598 ), lo describe de manera poética: "Posee orejas que barren el rocío de la mañana".

La verdadera importancia del Basset Hound se inicia en 1863, cuando fue presentado en la exposición canina de París.

En julio de 1866 Lord Galway importó una pareja de basset llamados "Basset" y "Bealle" provenientes del criadero del Conde Le Couteulex de Cantelou y en 1867 los apareó obteniendo una lechigada de cinco cachorros.

Esta tarea fue continuada en 1872 por Lord Onslow, logrando la primera jauría. A partir de alli surgieron nuevos criadores que continuaron importando bassets para renovar las líneas de sangre.

El Kennel Club de Inglaterra reconocio a la raza en 1883.

En nuestro país, el Basset Hound fue introducido a comienzos de la década del 60' casi simultáneamente por la familia Ortiz Basualdo ( nunca los presentaron en exposiciones ) y el Señor Francisco De Ridder, que trajo una pareja de Inglaterra ( de Línea FredWell ). Ambos ejemplares murieron sin dejar descendencia.

En 1962 el Sr. De Ridder importó otra hembra de Inglaterra, "Beechroft Beauty", criada por el Lt. Cnel. A Biss, hija del perro Ch. Fredwell Varon Vandal, considerado el más ganador de todos los tiempos en Inglaterra.

De esta pareja descienden la mayoría de los primeros Bassets del país. Tuvieron tres crías muy numerosas. En 1964, 1966 y la ultima en 1968 ( de 13 cachorros ).

De allí en adelante surgieron los primeros criadores argentinos, entre ellos la Señora Towers, que tenía una hembra norteamericana ( Bon et Bas Napoleon's Hope ) y un perro de la primera cría del Señor De Ridder ( de nombre "Azufre"), primer basset en el país en ganar una mejor exposición de todas las razas.

En la decada del 70' la raza crece en proporción geométrica.

Aumentan las importaciones de Inglaterra y EE.UU. mejorando así el linaje en el país, tanto de la línea americana, inglesa o cruzas entre ambas. En la actualidad predomina la línea americana.

 

© 2001- 2015 by Basset Hound Club Argentino | Moreno 1325 | Subsuelo | Buenos Aires | Argentina | Tel/Fax: (+54 11) 4381-3900
Email : info@bhca.com.ar
Este Site es Diseñado y es Mantenido por el Basset Hound Club Argentino